Discopatía cervical y lumbar

Causas, tratamientos naturales y prevención

Se le llama discopatía o espondilosis al proceso degenerativo y gradual que afecta a los discos intervertebrales, ya sea del área cervical, torácica, lumbar o sacra. Esta afección también es conocida como enfermedad degenerativa del disco (EDD) .

discopatia cervical

La columna vertebral está formada por 33 vértebras, clasificadas en: 7 vértebras cervicales, 12 torácicas, 5 lumbares, 5 sacras (que habitualmente están soldadas) y las 4 que forman el cóccix. Estas vértebras se articulan entre sí a través de los discos invertebrales y las carillas articulares.

Los discos invertebrales son almohadillas cartilaginosas de amortiguación (ver zona azul en la foto), situadas entre las vértebras, las cuales son unos discos de amortiguación que permiten ligeros movimientos de las vértebras, además de que actúan como ligamento para mantenerlas juntas. Los discos invertebrales están divididos en dos partes: la parte central gelatinosa, denominada núcleo pulposo y la parte llamada anillo fibroso, la cual rodea y protege al núcleo.

¿Qué causa la degeneración de los discos invertebrales?

Cuando el disco intervertebral es joven y saludable posee un aspecto húmedo. Esta humedad va desapareciendo debido ya sea al paso de la edad o a un descuido en el mantenimiento de la columna con una dieta y hábitos adecuados. Esta deshidratación de la columna va limitando la capacidad protectora del disco, y supone su degeneración. Entonces, tenemos que los discos empiezan a verse limitados en movimientos y rígidos, y se acelera el desgaste de las vértebras.

problemas de los discos

Si este proceso degenerativo crónico avanza puede llegar a afectar al cuerpo de las vértebras e incluso a la médula ósea. Esta afección es la causa más común de compresión progresiva de la médula espinal y de las raíces nerviosas.

 

Algunas causas de la degeneración de los discos invertebrales son:

Las tensiones y presiones repetidas y prolongadas pueden no solo degenerar las fibras del disco y desgarrar, sino deformar y romper el anillo fibroso y liberar el núcleo pulpuso. Cuando esto sucede, se ejerce presión sobre el nervio causando lesiones discales y dolor, en ocasiones, puede afectar a las piernas. Se debe tener en cuenta que la zona lumbar sufre mayor desgaste por movimientos, estos problemas suelen originarse en la cuarta o quinta lumbar o al inicio del hueso sacro.

hernia discal

Una dieta deficiente, unida a una baja o nula ejercitación del cuerpo y de los músculos invertebrales, podría ocasionar lesiones y desgastes prematuros.

Un inadecuado manejo emocional, como una excesiva presión, miedo, ansiedad, enojos guardados constantemente o dolor emocional prolongado pueden llegar a tensar de forma excesiva los músculos cercanos a la columna, cansándolos y provocando un desgaste en los huesos y discos invertebrales. También sentir que la vida es pesada o que se cargan demasiadas responsabilidades o problemas.

La obesidad y la sobrecarga laboral predisponen a esta afección.

Síntomas:

· Dolor cuando se dobla o gira el cuerpo.
· Dolor al sentarse.
· Dolor en zonas de la espalda.
· Dolor en piernas, hombros o brazos, sensación de hormigueo y entumecimiento.
· Puede haber dolor de cabeza y mucha tensión en el cuello cuando la presión se ha    acumulado en la zona cervical.
· El dolor lumbar bajo aumenta con los esfuerzos lumbares y con los movimientos del tronco sobretodo la flexión del tronco. El dolor aumenta también al estar de pie erguido y sentado durante largos periodos. Lo mejor es estar tumbado con las piernas flexionadas para que descanse la columna.
· Restricción de algunos movimientos que involucren la columna vertebral.
· Cuando los ligamentos que rodean al disco se vuelven quebradizos y se desgarran con facilidad, el centro blando gelatinoso del disco, llamado núcleo pulposo, empieza a secarse y encogerse. Como consecuencia, la persona sufre de dolor y rigidez del cuello, especialmente hacia el final del día.

 

Cuidar y ayudar a recuperar la salud de los discos intervertebrales
La degeneración de los discos invertebrales puede ayudarse en gran medida con una dieta, ejercicios y hábitos de vida adecuados. Se debe tomar en cuenta que el cuerpo tiene una capacidad auto-curativa y auto-regenerativa asombrosa, la clave está en darles los elementos necesarios para que elabore lo necesario. El cuerpo es el mejor laboratorio para crear las sustancias que necesitamos para curarnos, y tiene la capacidad de llegar en perfectas condiciones de salud durante todas las etapas de la vida.

No importa la edad que se tenga, si en verdad se desea recuperar la fuerza y vitalidad del cuerpo, se pueden empezar a tomar ciertas medidas, y la principal es el alimento, el cual es un regalo de la naturaleza para mantenernos saludables y fuertes durante toda la vida.

Un buen ejercicio físico, rico en movimientos conscientes del cuerpo, te ayudarán a estar mejor, sintiendo un mayor control del cuerpo. Realizar 2 ó 3 veces por semana algún tipo de ejercicio físico es muy recomendable. Es importante también saber elegir que tipo de ejercicio te conviene. Practicar ejercicios conscientes como; Feldenkrais, Gimnasia Hipopresiva, Yoga, Pilates+Expansión, Gyrotonic, te llevarán a un conocimiento corporal muy enriquecedor, aprendiendo a sentir y escuchar tu cuerpo. Te sentirás mucho mejor, tanto física como emocionalmente.

DSC00698

La dieta deberá consistir en abundantes vegetales, frutas, aceites vegetales prensados en frio, pescados no fritos y beber al menos dos litros de agua pura al día para mantener el cuerpo bien hidratado. Incluye la toma de ajo crudo en tu dieta, el cual es un potente depurativo y tiene efectos medicinales poderosos. Lo puedes tomar en ayunas con un vaso de agua tibia o por las noches para que el olor a ajo no te sea molesto. Hay que anular de la dieta todo producto que genere toxinas y grasas nocivas, las cuales se atascan en los intestinos e intoxican la sangre, acumulándose en varias partes del cuerpo como las articulaciones. Cuando las toxinas son demasiadas, crearan desgastes en todo el organismo, y toda una serie de patologías y enfermedades, desgastado y envejeciendo precozmente al organismo.

Fitoterapia para relajar el músculo y calmar el dolor, analgésicos naturales

Se deben evitar medicamentos fuertes los cuales solo restan al cuerpo su capacidad autocurativa. Los analgésicos naturales son buenos remedios para aliviar el dolor, un té de mejorana, anís o hierbabuena son buenos para ayudar a menguar el dolor mientras se lleva una terapia natural. El té de romero es un excelente relajador muscular.

Algunos complementos dietéticos para la salud de la columna son:

El cartilago de tiburón, el aceite de oliva extra virgen, los aliemntos ricos en vitamina C (naranja, ciruelas, piña, brécol, limón, etc.) y el alga espirulina. Las leches vegetales como la de almendras o arroz son ricas en nutrientes, sin el problema de la grasas y las toxinas de la leche animal. La leche de almendras es rica en calcio, la cual fomentara una buena salud del hueso y los músculos invertebrales.

dedos pies

No hay que olvidar que la prevención es siempre mejor que cualquier remedio. Es por eso la importancia de mantener durante toda la vida una dieta de calidad, ejercicio constante, enriquecedor, consciente… y una buena actitud mental y emocional.

Ir a la página principal

Anuncios

3 pensamientos en “Discopatía cervical y lumbar

  1. Muy interesante e importante sobre todo para aquellas personas que comienzan a tener las primeras molestias de esta enfermedad y poder así tener más argumentos para consulta con el Neurólogo. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s