Cuida las posturas diarias!

Presta atención a las posturas diarias. Aprende a escuchar tu cuerpo!

Así estarás bloqueando todo el cuerpo. Escúchalo!

Así tendrías que estar sentado para que tu cuerpo este en armonía.
Ajusta bien la distancia entre la mesa y la silla, manteniendo el cuerpo en un ángulo de 90º. Relaja los hombros, evita la contracción de los trapecios y la mala estructura escapular. Mantén la espalda pegada al respaldo del asiento y la pantalla del ordenador frente a tus ojos. Tu cuerpo te lo agradecerá!!
Anuncios